Contenido flash alternativo

Para ver este flash necesitas tener activado javascript en tu navegador y actualizada la versión de reproductor flash.

Inicio

 

El logro del Capítulo Étnico en el Acuerdo Final de Paz*

 

 

A dos horas del cierre de los Acuerdos de Paz finales entre el Gobierno y las FARC, la Comisión Étnica para la Paz logró incorporar la propuesta de los Pueblos Indígenas y Afrocolombianos en éstos con la creación del Capítulo Étnico. (Lea el Capítulo Étnico)


La Comisión Étnica, conformada por la Organización Nacional Indígena (ONIC), el Consejo Nacional de Paz Afrocolombiano (CONPA) y el Gobierno Mayor de Autoridades Tradicionales, inició un trabajo de incidencia que finalmente logró la inclusión del enfoque étnico territorial en los Acuerdos. No sólo fue el diálogo interno, nacional, entre los pueblos étnicos para la construcción de la propuesta llevada a La Habana sino el alcance de la incidencia que llegó hasta el senado de los Estados Unidos.


Aunque los pasados 26 y 27 de junio habían sido invitados por la Mesa de Negociación de La Habana para presentar los principios, garantías y las salvaguardas de los derechos de los pueblos étnicos, fue sólo hasta el pasado 23 de agosto que se invitó a la Comisión a sustentar su propuesta. Al final, el Capítulo Étnico pasó de una propuesta de 20 páginas a una de 4 en la que se recogen consideraciones, principios y salvaguardas en temas como reforma rural integral, participación, garantías de seguridad, drogas ilícitas, implementación y verificación y el sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición.


De acuerdo con Alejandra Llanos, Asesora de la Consejería de los Pueblos Indígenas de la ONIC y quien hace parte de la Comisión, en tres se pueden resumir los logros de la inclusión del Capítulo Étnico en los Acuerdos: “Se logró dejar el tema de la consulta previa, de la participación de los pueblos indígenas en toda la institucionalidad que se va a crear y todo el tema de verificación y seguimiento a los Acuerdos a través de la Comisión de Seguimiento”.


“Todo el enfoque del Capítulo está en el tema de reparación y salvaguardas de los derechos” –señala Llanos-. “Orientamos los principios hacia el respeto a todos los derechos de los pueblos étnicos, el ejercicio de la consulta previa y el tema de la reparación colectiva, especificando que para nosotros la reparación es un ejercicio colectivo, de reconocer a las víctimas y al territorio para lograr el equilibrio y la armonía. Entonces en el postulado general de la salvaguarda y en cada capítulo fueron quedando elementos de reparación como por ejemplo en el de acceso a tierras incluyendo el Fondo de Tierras en el que quedó el enfoque sobre lo que para los pueblos étnicos significa el territorio".


Lo que quedó en el Capítulo Étnico


El Capítulo Étnico quedó incorporado en el punto 6 de los Acuerdos de Paz. Inicia con una consideración en la que el Gobierno y las FARC reconocen no sólo las graves afectaciones de las que han sido víctimas los pueblos étnicos por causa del conflicto armado sino también las afectaciones históricas producto de la exclusión y el despojo de sus territorios. Asimismo, da relevancia a incorporar la “perspectiva étnica y cultural, para la interpretación e implementación de Acuerdo Final”.


En los principios, el Capítulo señala que en el enfoque étnico se tendrá en cuenta “la libre determinación, la autonomía y el gobierno propio, a la participación y el consentimiento previo”, a los derechos sobre el territorio, a la restitución y fortalecimiento territorial y los mecanismos para la protección y seguridad jurídica de las tierras y los territorios.

 

Respecto a las salvaguardas y garantías, se respetará la consulta previa, el enfoque transversal étnico, de género, mujer, familia y generación.

 

En la Reforma Rural Integral (RRI), se garantizarán las condiciones jurídicas de la propiedad colectiva y la protección y seguridad jurídica para los territorios ocupados o poseídos ancestralmente. En este punto, dice Llanos que “en el tema de tierras se priorizan los territorios o pueblos que han estado en riesgo de exterminio y que están con planes de salvaguarda. Ellos serían priorizados por el Fondo de Tierras y también en los planes de desarrollo agrario con enfoque territorial (PDET). Allí también quedó todo lo de la consulta previa”.

 

En materia de participación, se incluirán candidatos de los pueblos étnicos en las listas de las Circunscripciones Territoriales Especiales de Paz.

 

Sobre las Garantías de Seguridad, además de incorporar la perspectiva étnica en el diseño e implementación del Programa de Seguridad y Protección, se fortalecerán sistemas de seguridad propios de los pueblos étnicos como la Guardia Indígena y la Guardia Cimarrona.

 

En el tema de solución al problema de las drogas ilícitas “se respetará el uso y consumos culturales de plantas tradicionales catalogadas como de uso ilícito.” De acuerdo con la asesora de la ONIC, “en las zonas de cultivos ilícitos los pueblos indígenas participarán y se consultará con ellos el diseño de los planes nacionales de restitución de cultivos. En esos planes tienen que contemplarse todas las formas de uso cultural o espiritual que tienen los mal llamados cultivos ilícitos”. 

 

“Frente al tema de desminado se va a priorizar algunos casos que ya tenemos emblemáticos como el caso de los Nukak, de los Embera, y el pueblo JIW y el de los Consejos Comunitarios de Alto Mira, río Chagüí y Buenos Aires, Cauca”, concluye.

 

Las Víctimas

 

En materia de víctimas del conflicto además de respetar las funciones jurisdiccionales de las autoridades tradicionales de los pueblos étnicos, se incorporará la perspectiva étnica y cultural en los diferentes mecanismos judiciales y extrajudiciales.

 

“En el punto de víctimas lo que quedó era que todo el Sistema de Justicia que se va a crear debe ser concertado con los pueblos indígenas. Todo debe tener coordinación, participación y consulta a los pueblos, incluyendo el tema de justicia para la paz que debe ser coordinado con el tema de justicia indígena. Igualmente, debe haber una participación directa de las comunidades en todo el tema de adecuación o el rediseño de la política de víctimas. También se creará un programa especial en el caso de los indígenas desmovilizados y afros”, anota Llanos.

 

Verificación y seguimiento

 

Para nosotros un punto muy importante en el Capítulo es que se constituye una instancia de verificación y seguimiento entre el Gobierno, las FARC y las comunidades étnicas, dice la ONIC. Esta tendrá las funciones de actuar como consultora, representante e interlocutora de primer orden de la Comisión de Implementación, Seguimiento y Verificación del Acuerdo Final de Paz y de Resolución de Diferencias. “Es con la Comisión como seguiremos avanzando en la implementación de los acuerdos.”

 

El Programa de Participación y Reparación Colectiva

 

En el proceso de incidencia de los asuntos de la Comisión Étnica, el Programa de Participación y Reparación Colectiva de CODHES ha apoyado a la ONIC a través del proyecto “Reparación Colectiva de las poblaciones indígenas” que se desarrolla desde la Comisión de DDHH. Esta Comisión ha recogido e incluidos el tema de reparación en el Capítulo Étnico de los Acuerdos de Paz.

 

*Por Francy Barbosa. ‎Public Information Officer USAID CODHES

 

Codhes © 2017 | Diseño web a medida por: